El ganadero podrá diversificar su producción con la marca de garantía vacuno mayor de asturias

La celebración de sus 15 años de actividad es un buen momento para hacer números en la IGT Ternera Asturiana: en el producto y en la cadena. ¿Puede darnos datos de número de cabezas existentes actualmente y producción en kilos durante 2016; así como ganaderos adscritos, carnicerías y empresas distribuidoras que forman parte de la IGP?

Parece mentira, pero ya han pasado 15 años desde que “Carne de Asturias Calidad Controlada” (“El Plan de Carne”) se transformó en “Indicación Geográfica Protegida Ternera Asturiana” (“La IGP”). Y hace 15 años que se llegó a un acuerdo histórico. Se decidió aunar esfuerzos por un objetivo común: poner en valor la carne procedente de animales de las razas asturianas, el ambiente en el que nacen, se crían, se sacrifican, y su manejo. Las autoridades del Principado dieron forma a ese anhelo común, y productores y comercializadores hicieron el resto.

La I.G.P. un proyecto impulsado a partes iguales por ganaderos y comercializadores. La unión de todos es la clave de su éxito. Su objetivo, mejorar la comercialización de sus productos a un mayor precio que el de la competencia, y que todas las partes obtengan de ello un beneficio. A lo largo de estos años, el valor comercial del producto ha crecido un 234%, y esta cifra creo que lo resume todo.

Las cifras en general son para sentirnos orgullosos, porque las hemos conseguido entre todos: cerca de 5.700 ganaderos, 86.750 vacas nodrizas inscritas (más del 80% del censo), 9 mataderos, 14 salas de despiece, 19 mayoristas, 36 carniceros comercializadores y 271 carnicerías de venta en exclusiva se han integrado a lo largo de estos 15 años en la marca.

A lo largo de este periodo hemos certificado más de 280.000 canales y vendido 75 millones de kg. de carne. Y todo ello nos ha situado como 4ª marca de calidad diferenciada de España, junto a otras tan importantes como Jamón de Guijuelo, Queso Manchego o Ternera Gallega.

:: VER ENTREVISTA COMPLETA